De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

martes, 22 de julio de 2008

El Atleti de cloro y salitre

Ya está aquí. Acude, como cada año, oliendo a bañador, jarrita helada y helado de fresa y nata. Es el Atleti morenazo, cachas y ligón que da el tufillo de ser el encanto de las nenas. Y de los nenes, recáspita. Aunque no miren precisamente al paquete que, como el meigo, haberlo haylo. Año tras año, cual canción de Georgie Dann. Por paquete que cada cual lo entienda como pueda, que me abstendré de usar el plural pa no liar más la madeja...

El caso es que sí, acude a nuestros ojos ese Atleti veraniego de treinta y tantos grados a la sombra en todo su esplendor. Supone el momento esperanza, y cuesta chapar las orejas de oir y los eyes a tanto silbido. Que si “bombón”, “macizorro”, “tevoyacomerhastalagomadelbañador” y demás piropos que suelen soltar, cual canción del Georgie Dann II, el público adyacente a la entrada al agua del Tiarrón en cuestión. Casi ná p’al body. Se le presume al Gachó entradita al agua en plan señor Fraga, arrojando las lupas de sol hacia atrás a lo Cruise, y terminando con una zambullida en plan salto del cristo, elcristoquevamosamontar. “Chaf”. Y tó cristo asomandose a los límites del medio acuático. Y el personal que hace de espectador impenitente, se va agolpando en los aledaños. “¿Has visto que maestría?”. “Joder, que no es pa tanto...”. “Pos a mí no me ha gustao”. “¡Qué manera de abrir los brazos en el aire!”. “Con lo que le ha costao el bañador, se podía haber marcao un mortal con tirabuzón...”. “Ná, el salto de tós los años, como la canción del Yoryi Dan ese”. “Hay que reconocer que este verano tiene una pintaza”. “¡Qué bueno que esta el jodío”. “Y que culito más apretao...”. “Pues dirán lo que quieran, pero como mi niño, no entra en el agua nadie”. “Vuelve a llevarse el bañador a rayas”. “ Pues mira a aquél del tendido al sol, que le han subido el abono de la piscina a casi el doble...”. “Que no, que no, que es el mismo tirillas inflao a clembuterol de siempre...”. “Nos comemos el mundo”. “¡Quiá!, si lleva hasta moreno albañil...”. “Le falta mucha técnica al menda...”. “Este año sí”. “Otro año, otro timo”... Y el Tipo, sin asomar. Alrededor, una tribu de curiosos elevando cuellos, como mujeres kayan. Aunque todos murmuren, porque el Cachitas hace un ratejo que se marcó la inmersión, y no da rastros de vida supra-acuática. “¡Ah, que por allá aparece!”, señala un hombre enrulado, mientras una mujer que se aprieta un montecristo abre el matutino, haciendo un gesto de desdén con la mano siniestra. Y el niño se acerca acelerando el paso de su garrota, en tanto el anciano pide apresurado un helado de fresa y nata (cómo no) al tendero, ante la horrible posibilidad de perderse el estreno...

Es el carnaval de verano. El momento de la temporada donde el Atleti se disfraza de cachitas. Y con Él sus seguidores. Sobre la piscina que un día fue pública, y ahora entre privada y usurpada, resuenan los alaridos de histerismo de las niñas beatles. De los rockerillos talluditos que hacen la pose del duro por cáscara y el “virgencita, danos pan del bueno este año” por clara y yema. De críos, maduros y abueletes que vuelven a creer en el milagro llamado Atleti. De esperanzados y desesperanzados. Con su mayor y menor llama consumiéndose sobre sus pechos a Rayas mitá Rojas, mitá Albinas.

Allá va ese Atleti de cloro y salitre, que se llega a nosotros por verano. Tan hecho discusión de lengua a legua. Seguido en su devaneo de ligón de verano por miles de ojos verde triunfo. Castaño-castañazo. Negros como la pena. Grises como la incertidumbre. Azul ilusión... Lo que es indudable, universal, es que todos nos ponemos firmes con el andar del Cachitas. Pues, como la Santísima Trinidad, son tres misterios en uno. Pasión, Orgullo y Fidelidad.

Ale, al bañito. El de todas las pretemporadas. Con esa cantidad de hijos que te miramos a pie de playa o desde las aceras de la piscina, pa ver cómo vas marcando paquete. O musculitos. Bajo la certeza de que algunos te vieron pa concurso de míster. Jodo, que incluso ganaste uno mundial allá por el 75... Que dés muchas brazás, Atleti. A croll, mariposa, a braza o haciendo el perrito. Que no el perro. El caso es que alcances aquella orilla que se te resiste desde hace una docena de años. Y re-acostumbres a tus espectadores-hijos a lo que fuiste durante toda tu vida: un competidor de cojones. Aquél cabroncete con el bañaca a Rayas capaz de birlarle la novia al Niño de las Ramblas o al mismo Pepito Piscinas. Por la cara. Bonita.

Los “este año, sí” y los “otro año, otro timo” te saludan.

Como desde hace 105 años.

En épocas sin cloro. Formo.

S I E M P R E A T L E T I.-

7 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Te he añadido a los links de mi blog. Me gusta tu blog. Este año, debemos ganar un título, no queda otra opción. Un abrazo.

apache64 dijo...

Todos los años muy buena pinta despues de las vacaciones, llevamos ya unos cuantos años, que se nota que hay descosidos en el bañador.
Ojala este año empecemos con todo cosido y bien cosido, cosa que dudo segun transcurre la pretemporada, esperemos que en diciembre este bañador a rayas, no se lo haya comido la polilla.
FORZA ATLETI y a por el enesimo proyecto.
Un saludo rojiblanco para todos.

arturo dijo...

Bueno es que yo soy mas de llevar el codo oliendoa...a saber de que me pringue en aquella barra de aquel chiringo...
pero bueno si veo a los chulitos a lo lejos y los digo acercaros acercaros a tomar algo hombre,pero no quieren tomar naaaa...dicen que aquí no hay bebidas ISOTONTICAS ni ensaladas de rucula...
saben que seguramente se,que a todos en el mes de diciembre el bañador no les tapa tanto como para el frió que hace al laoooo del RIO y que seguramente al RIO debería de ir mas de uno,no se si por tonto o por despistaooo,pero es que en diciembre/enero... en muchos casos que tod@s vemos,sabemos y conocemos que en mi/nuestro ATLETICO DE MADRID,no se puede andar en bañador...que se constipan los nenes...

DAVID atleti75 dijo...

Y re-acostumbres a tus espectadores-hijos a lo que fuiste durante toda tu vida: un competidor de cojones. Aquél cabroncete con el bañaca a Rayas capaz de birlarle la novia al Niño de las Ramblas o al mismo Pepito Piscinas. Por la cara. Bonita.
ESE ÉS EL ATLETI QUE YO QUIERO COJONE.

cochise dijo...

A Fernando, gracias. Hay que arrimarse a los que saben, como decía la abuela, y este señor tiene una tesis cum laude sobre el Atleti.

Por lo demás, al loro con el guaperas del bañaca a Rayas. Y a ser posible que el público no se entere que su apoderao les birló la cartera a los mismso expectadores pa intentar vestirlo un poco. Y cambiar a una piscina más igual o mejor. O que aunque no sea piscina, sea como una piscina o se nade casi igual. O mejor... O que más da, si no somos ni de esta piscina, ni nunca nos gustó...

arturo dijo...

...pues si Cochise,conocía el blog de Fernando y como decía la mía (mi abuela)que me pongan donde alla cultura y respeto, que donde no lo hay ya e estaoooo,jejejejee...

Jodo y lo de la piscina tambien,mis veraneos nunca estuvieron demasiado ligados a piscinas...pirineo Aragonés y casi todo el Cantábrico con sus Picos de Europa y todo,fueron mis sitios favoritos... a Benidrom fui una baza por que me tangaron los colegas, pero vamos que me esperen sentaooos por alli,jajajajaa yo soy mas de Oseras y Lobos, que de glamoures y fasions, con los bañacas apretaooos tostaooos al sol ,jejejeje

Bueno aqui te dejo esta parida,ya que pasaba por aqui pues te cuento un rollo vacacional,un abrazazo SIEMPRE paaaa TI...

agaleti dijo...

Bueno te dejo un saludo, no tengo mucho tiempo actualmente , pero se palpa tu estilo directo con flecha al corazón rojiblanco....