De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

lunes, 18 de agosto de 2008

Cuatro gatos

Pudiera pasar por un título inédito de Agatha Christie. Por un enigma quizás, propio de un relato de Allan Poe. Hasta por un título de cartelera, que huya del apostólico “12” de los monos, o del gafe del “13” de las rosas. Podría... Pero lo que en realidad significa, para el trato callejero, es una ausencia de cifra. O una cifra muy mínima, para ser más exactos. Así, cuatro gatos fueron los que se alzaron en la plaza de Tiananmen. Como cuatro gatas se pusieron pañuelo de madre viuda en la Plaza de Mayo. Cuatro gatos cogieron las armas en Sierra Madre; y a razón de un número similar les dijeron que naranjas de la China a los soviets en Afganistán. Esto, con el politiqueo.

Si tiramos de Ciencia, nos vamos pa Triana. Dos gatos, hermanos por más señas, permiten que a día de hoy sea posible que desde que amanezca, apetezca. Aún contando con 35 mm. O el perro del hortelano por catódicos. Como otros dos gatos, de nombre Daimler y Benz, permiten que se corra a 200 y muchos kms/h por esas autopistas de Dios y del Demonio. También una pareja de gatos, disfrazados de científicos chinos, hicieron saltar por los aires el misterio matemático de Poincaré. Según cuenta el buscador doméstico, galán...

Por tríos, no me viene nada. Ni de gatos, ni de gatas. Y por cuadrigas o cuadrillas, ni lo he intentao... ¡Ah!, por un-bravo-gato-uno, sale la de San Quintín. Que si Franklin y su pararrayos, que si Newton y su manzana en la mocha, que si Guillotine y su cuchilla de afeitar laringes, que si Morse y su t-e-l-é-g-r-a-f-o, miren a Edison a través de una lucecilla, o como Fulton remonta el río en su vapor sin garbanzos... Jodo, los inventos que habrá podido hacer un solo gato. Con solo decidir que iba a sacarse las manos de los bolsillos. Así es que no se tiren el pisto, que pa descubrir la fregona, solo hizo falta uno, y no cuatro.

Metidos en faena propia, la del Deporte, los cuatro gatos también tienen su papel. Por ejemplo, son cuatro gatos los que protestan en La 0. Así como cuatro gatos los que entonan el Himno entero en el calentamiento. Cuatro gatos los que animan más allá del momentito gol. Cuatro gatos, con gatas, los que se desplazan a gateras ajenas a seguir al Equipo. La propia afición de Ribera y Rayas, son cuatro gatos si se la compara con la del vecinito inflao de enfrente...

Ya ven, que disertación más tonta sobre los lados de un cuadrado, hecho megamix con los felinos menores. En realidad, debe de ser un mote que no moleste demasiao. Pues nadie dice “cuatro mosquitos”. “Cuatro moscas”. “Cuatro borregos”. Así es que, en estas épocas tan demócratas donde se valora tanto a las minorías, ser gato debe de inferir un caché que te rilas. Aunque vayas solo con otros tres. Y claro, siempre y cuando no te aplasten las suelas XXL de Zapatero o Rajoy. De Ramón C. o Laporta. De manolete o roncero.

Así es que hala, mis bendiciones; sigan tirándose a las canillas de Vicente. Allá, donde vaya la gente.

Por cuatro gatos no somos tornillos en serie, tan cavernícolas como lobotomizados.

Gracias de corazón, Cuatrogatos.

N U N C A P L A S T I L I N A.


5 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

así se empieza todo. No hay que rendirse. Los cuatros gatos se convertirán en miles. O eso espero. Un abrazo.

Verónica dijo...

Efectivamente ojalá esos cuatro gatos se conviertan en miles; pero si al final los cuatro no pasan a ser muchísimos miles (espero que no sea así), ojalá que también podamos decir "gracias a cuatro gatos volvemos a ser un club digno".

arturo dijo...

SOIS CUATRO GATOS ,VIKINGOS, SOIS CUATRO GATOS!!!!a que te la sabes???,jejejejee...
Pues si Lobo,que la historia y de mas movidas que la vida nos pone delante de los ojos,nos demuestra, que las mayorías, en multitud de ocasiones mete la gamba... como bien dices, muchas minorías demuestran y ganan y en ocasiones suelen salir con el reconocimiento de lo miles, muchos de esos miles salen en las fotos hincando la rodilla...

El trió que se te olvida contar,o no quisiste contar, es el trió del padre, el hijo y el señor de las pelis,su putamadre, es que los tríos...a pesar de que mi numero sea el tres...

...ya no doy mas la brasa,con mis tontunas...
SALUDAZOS Y BIRRAS,no tiréis las chapas y si estas de botellon guarda los tapones...

cochise dijo...

Me la sé, me la sé... Entonces, eran tiempos en que el Frente se desplazaba por varias centenas. Y se tomaba la Castellana con miles para acceder a la cuadra.

Había poco "relleno" entonces.

David atleti75 dijo...

vero, dudo que los cuatro gatos se conviertan en miles, te digo porqué? porque cada vez la gente es menos luchadora, es menos inteligente, es mas conformista, es mas pelota, y és mas borrega y no sigo porque me quemo, joder, no sé que mas clara quieren la situación para luchar por la verdad.