De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Del Atleti, al cielo

Pues nosotros, los chelis del Madrí fetén, tenemos a San Eduardo de Acha con las llaves allá arriba. Pa que nos abra las puertas. Que dicen los entendíos que es santo principal, y toma asiento a la dere del padre Neptuno. ¿Un dios joven...?. ¡Quiá!, lo que pasa ej que estaba escondío, tron. Que no veas si tié currelo el túnel pa que un dios marino se presente en mitá del Reino. Atravesando secanos. La rehostia, vamos.

Y que tenemos santos pa dar y pa tomar, no se crea que ahí se frena la burra. Como Santo Tomás, patrón de la diestra banda, y a cuya memoria se echan unas salves que empiezan: “arriba, con fuerza ese balón...”. O San Manolo, que es el que la prepara. Por no hablar de San José Luis; el que remata la faena en el cancionero religioso popular. Rojiblanco, que pa tener este catecismo hace falta bautismo. Y no entra cualquiera, niño.

Pero vamos, que santos los ha habío a espuertas, a esta orilla del Río. Y de los que eran tan chulos, tan chulos, que habían nacío antes pa cortejar a la madre de tu novia; también salían un chito. Si no se lo creen, me la trae al pairo, pero ahí tienen a San Aparicio, del coro Central. De la misma escuela que San Jorge, apodado “fray Grifa” por cosillas que no tienen ná que ver con bajarse al moro. O San Luiz, vinculados por unos a la Moreneta, y por otros a la Virgen del Cañito. San Feliciano, o el místico varón que emuló a un tal Bubka allá por esos Sabadelles de Dios... San Juan Carlos, que apuntaba pa obispo pero se quedó en un híbrido de cántabro bigotudo con kaiser alemán. Tan ricamente. O, ¡qué me dicen de San Panadero!, que se quedó con el mote de la labor tan cojonuda que hacía con el trigo. Lo segaba, y lo convertía en hostias. Como panes. ¡Ah, aquella cuadrilla de santos varones defensores de la religión del área...!. Dicen que se llega un novicio en ronda. Viene de las checoslovaquias que ya no los son, y va de apache cruzao con nibelungo. Tié buena pinta el gachó, sí...

¡Será por santos!. Tenemos hasta a fray Santo y Seña. San Enrique, pa más señas; que se hizo un Collar con los huesos de las cinturas que iba dejando en su peregrinación. Una cosa parecía a lo que apunta a día de hoy San Sergio. El que vino del Potrero. Sí, el mismito que usté está pensando... ¡Coño, y San Adrián!. Escudero de la Orden del Gol, a cuyos votos se encomendó, con tal ahínco, que no hay dios ni mortal que le haya echao mano en eso de arremangarse el hábito y colar la pelotita. Con un hábito único. Por tener, tenemos hasta santos negros; que eso no lo pensó ni Machín. Ahí tienen a San Ben, un tío que igual que acababa en –barek, podría haber terminao en –ito, y haberlo rebautizao en Colmenar de Oreja. No fue el caso, galán, y el muy eremita hubo de venir de allá orilla el Sáhara, pa hacer miniados y escribanías de purito arte en los monasterios que se le pusiesen por medio. Vuelto o no a la Meca. Que un artista pinta donde le sale los cojones. Y no hace falta ser del Bocho pa eso. En Magerit lo hacemos antes de que el mar llegara a Bilbao.

Santurrones, también hay en nómina, señora. Con picardía y mala leche, como San Luis, a partes iguales de Hortaleza que Aragonés; o San Rubén, que así dicho no suena a ná, pero al lao de Ratón, o un Ayala, ya se entiende por qué el menda tenía que llevar to el santo día la capuchita en medio de una congregación de tonsuras y cortes a tazón. Pero, pa santurrón, santurrón, San Eulogio. ¡La virgen, que santo varón!. Ni una mala palabra, ni una peor acción. De los que hubieran pedío a Cristo que se bajaran de ahí arriba, pa ponerse él. No sé en que gaitas andará el Benedicto ese, pero pa mí que se va a perder la quintaesencia del canonismo canónigo... Tú mismo, Beni. Que luego perdeis el jébere cuando están ya criando malvas... Pero vamos, que San Eulogio, tan aplicado que se curraba prácticas a luz de la vela y un manual de Juan de Herrera allá por la celdilla de la abadía, tenía más que un corazón tamaño la Almudena. Tenía alegría, belleza y finura en el andar. Y hasta su remate era bonito, tan distinto a los demás... San Eulogio, podría ser nombre de cerveza. Como lo fue San Miguel. Así todos los adoradores del zumo de cebada, jugo celestial de espumosas coronas, te tendríamos siempre en mente. O en mano. Y serías colofón a nuestro bendito y único santoral.

Que pa eso el Atleti es el camino más corto pa llegar al cielo.

S I E M P R E A T L E T I.-

16 comentarios:

arturo dijo...

jejejejejeje,este es la caña"O, ¡qué me dicen de San Panadero!, que se quedó con el mote de la labor tan cojonuda que hacía con el trigo. Lo segaba, y lo convertía en hostias. Como panes."jo jo jo jo jo

...paaa las próximas adjudicaciones que haga la curia vaticana,pediré la instauración de la Osera como "SANTA SEDE"...aunque de momento, no se repartan hostias por aqui...

...las apariciones marianas deben empezar a mostrarse en forma de "CLUB",y dejar a las SADs,como lo que son, banales terrenales que van mas allá del diezmo,pero solo en moneda...
"SANTA OSERA"...

cochise dijo...

Los diezmos... Curiosamente, vamos a peor. Al menos en la Edad media, los que ponían el dinero, sabían que ponían el dinero. Ahora, diez siglos después, lo siguen poniendo, pero se creen que lo ponen otros. Y tanto se LO machacan, que asumen que es así.


El feudalismo, sigue mandando, maogollón de siglos después. Antes, tenían los mandobles; ahora, los micrófonos.

Un saludo, Arturo, a este lao de la tiza.

Felipe Ferrín dijo...

TREMENDO el artículo!

Enhorabuena!

apache64 dijo...

A ver si entre todos los santos, hechan a gorrazos a los señores feudales, porque estos no se mueven ni aunque venga la santa inquisicion.
Gran articulo, por Dios santo. Por cierto, con esta gente ya nos tenemos ganado el cielo atletico, porque atletista no me gusta.
Un abrazo rojiblanco para todos.

Anónimo dijo...

Quillo... una de dos, o te coronan como nuevo profeta o te mandan a galeras por Hereje.
Mu lograo el articulo si señor

Angel dijo...

¡¡Que bueno el artículo!!. ¿Cuantos Santos más tendremos que añadir al santoral de los que disfrutamos ahora??.

Por cierto, el oso del brochazo de esta semana me recuerda sosprechosamente a la imagen del equipo que ha fichado a Marc Gasol, ¿me equivoco?. :)

Un saludo, muy currado el post, de verdad.

http://lacuevadeneptuno.blogspot.com

Anónimo dijo...

Siempre te leo con gusto, pero lo de hoy roza el éxtasis. ¡Qué grande rememoración del santoral rojiblanco! (aunque podría ampliarse con algunos más).
Y lo de ayer, milagroso. Ganar al semifinalista de la UEFA en su feudo con un equipo que alineaba simultáneamente a Seitaridis, Pablo, Pernía, Assunçao, Luis García y Sinama sólo puede deberse a la intercesión celestial de aquellos que has mencionado en tu artículo. ¡Por favor! sigue pidiéndoles sus favores rojiblancos.

Anónimo dijo...

Al semifinalista de la UEFA...Parece que al Getafe es ahora el Inter de Milán.. el atleti es mas grande que todo eso y a equipos como estos es un DEBER ganarlos

Pongamos al Atleti donde le corresponde...

cochise dijo...

Ángel, sí es el cartón de los Memphis. Tuneado. Juro sobre los Estatutos de Fundación más originalidad en la vendidera "careta"...

Y decir que ayer el que parece que pareció más santo entre los santos, fué el apache cruzao con nibelungo. Dió un pase a un excelente Sinama, y se multiplicó en su parcela.

¡Santo Dios, que esto no acabe...!
Extrictamente en el ámbito deportivo. En el directivo, que acabe ya.

Saludaos queden, conocidos y anónimos.

Sergio Medina dijo...

¡Qué grande es ser del Atleti!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

incluso hemos estado en el Infierno........

un abrazo.

JefeIndioDeLaReserva dijo...

no se te acaban las ideas, siempre sorprendes con algo mejor que lo anterior. eres un crack
un abrazo y forza atleti

Anónimo dijo...

No cometas el error de los ignorantes que llamaron 'nibelungo' a Schuster. Un nibelungo según la literatura germánica era un enano deforme y nuestro Ujfalusi de enano y deforme no tiene nada.
Un abrazo.

Oscar dijo...

... si el checo supiera la solo la mitad de bien el castellano de lo que sabe jugar al fútbol te ponía de asesor de imagen , porque estoy seguro que en toda su carrera nadie le canonizó se esta manera.
Y que un tal "Manolete" siga toreando en el As....
ENHORABUENA, así se dá una Santa Misa.

Otro abrazo de Oso

Sílvia dijo...

Hola!
Divertido artóculo. único!
Saludos y enhorabuena.
Sílvia

cochise dijo...

Todo se acaba. Está hecho pa eso... Pero lo alargaremos lo que podamos.

Y lo de los nibelungos, 2º acto de contricción. Ujfaluis no da la talla ni como Gimli, ni como Pulgarcito. Mea culpa.

Otro abrazo de Oso, Oscar.
Como al resto de atléticos y atletistas...