De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

jueves, 13 de noviembre de 2008

El dr. Pretérito y mr. Futuro

Dos seres conviviendo en el mismo cuerpo. Noche y día. Blanco y negro. Un Asimov que se lanza voraz hacia un condicional que sólo él ve. “Esto, será así, porque el oráculo de Raticulín predijo que a la sexta lluvia después del bisiesto, y una vez fichado Pluto...”. Ninguna base, ninguna predicción científica, solo la componente pasional. Seremos los mejores, porque de hecho lo somos. En cierto modo, es una parte importante e irrenunciable del juego. Numeralmente, conforman la mayoría-mayor de la afición.

Por otro lado, los Sánchez Albornoz. Los que gustan de indagar en las raíces y buscan razonamientos a una historia. Los que creen, o llegan al convencimiento de que no hay jardines del edén que crezcan bajo los cascos del caballo de Atila. En cifra oficiosa, 14 mindundis.

El prototipo asimov, es un progresista mental. El pasado, no importa demasiado. Vive bajo el convencimiento de un Eldorado a la vuelta de la esquina. De un San Quintín, o unas Navas de Tolosa por ciencia infusa. Es posible que hasta llegue a pensar que cualquier sargentucho, o comendador de bajos vuelos, es capaz de llevar a una prole de harapientos a la gran batalla final, y ganarla, sólo por ir tocado con la Zamarra. Cree en la Liga de salida, quizás aunque sólo sea por índice de probabilidades sin agotar, o por parecer tan pesaos con el tema que al final, de madura...

El molde de albornoces, sale de retrógrados cerebrales. El pasado, es la base sobre la que seguir caminando. Soporta un Trafalgar tras otro a sus espaldas, y no le echa la culpa a la Pérfida Albión. Más bien a sus dirigentes. Aquellos que pensaron mayormente en fiestas, festines y opulencia bajo los botines de ultramar de los galeones que le llegaban a manos llenas a Sevilla. De Cádiz. Los que esquilmaron la plata para no atender luego ni a sus gentes, ni a sus navíos de guerra. Y se recorrieron después media España en busca de labradores y desharrapados por levas, pues se habían cargao la cultura marinera. A los propios hijos de la mar. Para más inri, quisieron ganar el órdago con 2 cuatros. De bastos.

Los buenos soldados, y los buenos tiempos, se forjaron sobre dirigentes capaces y competentes. Entonces, se ganaban guerras, no sólo batallas. El tercio español, no era cojonudo porque la espada se la forjaran en Toledo. Que también. Era temible, porque le mantenían una exigencia, labrada sobre una tradición. Una soldada por objetivos, a proporción sobre la rapiña del adversario. Con unos capitanes tan leales como duros. Y unos reyes ambiciosos y austeros (aunque acabaran saliendo rana). Y lo formaban también guiris. Que habían de aceptar esta linde.

Cuando todo eso fue cayendo en el olvido, la espada que se seguía templando en el Zocodover, era la misma. Pero, dejó de ganar guerras. Hasta batallas...

Asimov, el futurista, tiene su punto. Es necesario. No se debe de abandonar nunca el alma, la ilusión, pues mataría el cuerpo. Significa la entrega a los Colores mediante la voz. Ahora, que Sánchez Albornoz, el historiador, no se aleje nunca de la mente. Para saber lo que fuimos y la exigencia y respeto que debemos mantener. Representa la entrega al Club, desde el raciocinio.

A este atlético no le es posible, ni quiere, separar el cerebro del corazón cada vez que marcha al Fútbol. A su Atleti. A nuestro Atleti. Irá con ambos cogidos de la mano.

Como dijo un viejo maestro escocés en el celuloide de aventuras a su huérfano sobrino:

“Primero, te enseñaré a usar esto (y se señaló el cráneo). Después, aprenderás a usar esto (y levantó una espada ropera de metro y medio).

Al final, consiste en hacer maduro y fuerte al Atleti. En exigir tanto como alentar.

Merece la pena.

S I E M P R E A T L E T I.-

8 comentarios:

Tomi dijo...

¿Qué pacha, maestro?

A mi me gustó un huevo el contraste que hubo ayer en el campo, sobre todo al final.

Vi a todo el mundo en el papel que tiene que estar, es decir: los 10.000, a exigir y que la peña se de cuenta de que esa camiseta merece una mínima exigencia deportiva.

Por otro, el Frente, a animar. Porque era muy jodido ayer hacerlo durante todo el encuentro como ellos lo hicieron. Y, te juro que me gustó el contraste que hubo. Por primera vez en mucho tiempo, al final del encuentro vi a todo el mundo en su lugar. Como debe de ser.

Un abrazo, Cochise.

Angel dijo...

Hola Cochise.

La situación se vuelve insostenible, pero ante la imposibilidad de largar a los verdaderos responsables de esto, ¿que hacer?. ¿Será suficiente con echar a un entrenador que ha perdido totalmente el norte?.

Me gustaría que los que vayan al partido del Depor se dejasen la garganta animando para al final, se gane o se pierda, hacer la mayor protesta posible contra entrenador y palco. No se si servirá de algo, pero al menos que se oiga.

Un saludo.

arturo dijo...

me quedo con esto:"A este atlético no le es posible, ni quiere, separar el cerebro del corazón cada vez que marcha al Fútbol. A su Atleti. A nuestro Atleti. Irá con ambos cogidos de la mano."
Para mi mal,creo, que por momentos me gana el rojo corazón,al blanco cerebro...pero por momentos se me desestabiliza,y entramos en la grafica montaña rusa... por los siglos de los siglos en España o en Japon...
Un saludazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

cochise, si leyeran tus textos el Gil Marín y el Cerezo se quedarían perplejos. Bueno, habría que explicarselos jajaj, dado el nivel de ellos.

un abrazo.

Anónimo dijo...

Soy apasionado lector de la obra de don Claudio desde los ya lejanos tiempos de mi primera juventud. Tengo sus obras completas y algunas las releo con cierta frecuencia.
Descubrí a Isaac mucho más tarde. Me interesó poco su obra futurista y, sin smbargo, descubrí factores históricos nuevos en sus obras dedicadas a las civilizaciones pretéritas, desde 'La Tierra de Canaán' a 'La formación de América del Norte' pasando por egipcios, griegos, romanos, bizantinos...
Me mostraron puntos de vista que anteriormente no había sospechado. El saber no ocupa lugar, y la satisfacción de saber es enormemente gratificante.
GRACIAS, DE NUEVO, COCHISE. aisenseñaron as

cochise dijo...

El artículo en cuestión es una "reposición", que viene a decir que se trata de un comentario que hice hace uno o dos años.
Pero odría haber sido hace 9 ó 10, porque la situación y el contexto apenas ha variado.
Existe un mensaje del compañero Txema en colchonero.com, titulado "el día de la marmota", donde también se explica en cierto modo este "atrapamiento" en el tiempo, sin notar variaciones ni medio sustanciales.
Debemos de ostentar el dudoso honor de ser el único club grande (compartido con el Bilbao- y su especial idosincrasia-), donde vale igual un mensaje de hace un año que hace 11.
Aquí, los anacronismos recientes son una utopía.

Un saludo, y una de enhorabuena al señor Tomi, que ya logra poner correctamente mi alias.
Con una sonrisa.
En tiempos de languidez.

Laura dijo...

Hola cochise, compañero de colchoneros.com. Pues nada, solo decirte que tu artículo es para que fuese el padre nuestro de todos los días. como dice fernando, ojalá viese Gil y Cerezo tus artículos e hiciesen cargos de conciencia.

cochise dijo...

¡Hola, Laura!. Encantao de verte por aquí, compañera. Un besote mu fuerte.