De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

martes, 30 de diciembre de 2008

Una cola

Se desliza a través de Gran Vía 28. Hoy mismo, a 11 de julio del año de nuestro señor de 2008. La gente se va agolpando a sus finales, y cuentan que los hay que llevan desde ayer tarde,10 de julio del mismo año de nuestro idéntico señor, aguantando el tirón. También se rumorea, que desde los tiempos de los tickets para los U2, no se veía algo parecido. El caso es que Telefónica, esa empresa que fue de “todos” y que pretende seguir siéndolo con el S.A., pero que ya no cuela, pone a la venta un teléfono alejado del zapatófono de Mortadelo: el i-fon.

Ná más ni más menos. Y aquella monada en rigurosa primicia, provoca oleadas de seguidores. Abducidos tecnológicos, que acuden cual enjambre al olor de los microchips y el sistema de redes. Fanáticos de la comunicación. Ultras de la pantallita y el teclado táctil. Que hoy son de Telefónica, porque es la que ha innnovao. Y que no le duelen prendas en cambiarse mañana a la competencia más voraz, si son capaces de idear un cacharrillo que se mee en las prestaciones del último generacional este del i-fón. Son clientes.

Otra cola (con perdón), tiene la cabeza en Virgen del Puerto 67. Pongamos que un día cualquiera, previo a un partido del Atleti, en el mismo año de nuestro señor que el otro evento. La gente, sigue agolpándose a sus finales, y del mismo modo se cuenta que los hay que llevan ahí haciendo noche. Se comenta en los mentideros, que desde la última champions, allá por el 96, no se veía otra igual. El caso es que el Atleti, Club que fue de todos y pretende seguir siéndolo con el S.A.D, pero que ya no cuela, pone a la venta las entradas del partido de la previa de la Liga de Campeones.

Na más ni más menos. Tras 12 años. Y tal “caramelo”, provoca tsunamis de seguidores. Abducidos futboleros, que asisten a la playa del Río cual marea alta, al perfume del balón, la pradera y la Osa agarrá al Madroño, flanqueá por Rayas rojas sobre fondo de nieve. Fanáticos del gol. Ultras de grada y voz. Que hoy son del Atleti, como lo fueron ayer. Y que jamás podrán cambiarse de chaqueta más que pá las bodas. Allí, no. Nunca se mudarán de acera, por muchos disgustos que les pueda deparar la propia, ni por tantos cantos de sirena que le ofrezca la de enfrente. Son aficionados.

Ni somos clientes, ni necesitamos de “dueños” que nos roben el voto, ni nuestro Club es una empresa. Nos guiamos por el sentimiento, no por el ibex-35.

Les quede clarito, señores.

S I E M P R E A T L E T I.-

4 comentarios:

miguel diaz dijo...

Así es. Al atlético le da igual quien lleve el club y cómo lo lleve (qué remedio). Lo que quiere es ver a su equipo en su sitio, entre los grandes de Europa. un abrazo. miguel

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Eso es. El aficionado atlético debe luchar por su club, su historia y su sentimiento.

un abrazo.

Atléti1903 dijo...

Buenas,tenemos que luchar por lo nuestro,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Bonito símil Cochise. ¿Cómo se te ocurrió hablar de las colas para la previa de la Champions ahora que acaba el año?
Trabajo en Gran Vía y parece que fue ayer cuando estaba toda esa gente guardando colas para comprar el dichoso aparatito.
La verdad es que a mí esas moderneces me interesan poco, no tengo ni mp3...
¡Cómo disfuté en ese partido! Te diría que en el que más en 10 años.
Esperemos que 2009 nos traiga muchas alegrías en lo deportivo. En lo otro ya está más difícil la cosa.


Un abrazo y Feliz Año!!