De atléticos a indios y colchoneros, pasando por atletistas

"Y usted, no pise ese Escudo..."
Luis, presidente de honor

miércoles, 7 de enero de 2009

A ropa, que hay poca

Hay que joderse con enero... Lleva camino de convertirse en los lunes pa los del Atleti. De ahí que Vicente, no haya sacao el pecho más que pa fumar en clave habitual con sus vecinitos de cuero y hierba. Y es que sacar la lengua al de al lao, en mitá del puerto, como que de nunca le ha ido en los genes. Y más con estas cuestas de enero, que como atlético que se precia, últimamente las hacía con piolet, casco y colchón. Y prismáticos. Mucho prismático. De ahí que no le asuste un cagao lo de la Puñeta. ¿O era Pineta?... ¡Qué tacos que se arma el tío con la escalá, los escalaeros y los trocolos!... Por cierto, ¿alguien recuerda cuantos eneros llevamos así?.

Hay que joderse con los del pelotón... No le echamos un sprint a los “mascas”, ya sea Liga o Copa, ni dopaos. Pues dopaos le parece a Vicente que salen algunos de los suyos al verdín. Pero de ese dopin que te deja en punto muerto, fláccido de musculetes y con ganas de irte a sobar en el primer descuido de los colegas. Lo que pasa es que, ante más de 50.000 troncos, a ver quien coño se escaquea pa la piltra por la sordi... En verdá, parece que solo cuatro o cinco saben tragarse el humo. De los de abajo, dice. Que en Grada, nos lo llevamos comiendo a bocas llenas. ¿Alguien sabe desde cuando nos lo zampamos así, sin una puta tos?.

Hay que joderse con las segundas vueltas... El miedo que se les va cogiendo. Pa Vicente, vienen a ser algo así como el hombre del saco. Saco de centro del campo, unas cuantas veces más que el rival de turno. Ya no sabe a que superstición quedarse. Las ha probao todas. Y que si quieres arroz, Catalina. Bueno, le queda el recurso del guineano ese del barrio, y su convicción inducida por alfileres. Pa este año, si todo va igual, la prueba. No vayamos a tener un gafe o dos colaos en Grada, y por unos eurillos de mierda nos toque soportar la jodida levedá del ser, teniendo tan a mano la panacea. Que hay suelto por el mundo mucho mal de ojo. Cubero. Se me olvidaba, ¿alguien se acuerda de aquellas remontadas en las segundas vueltas?

Hay que joderse con los compañeros de asiento... Lo desentrenao que tienen eso de la protesta. Normal, no va en la neo-genética. Por eso, cuando al coleguita de Vicente le hacen una de 45 sobre el pinrel, acompañá de otra de codo en berbiquí a la altura del riñón, allá por esos garitos del demonio, no dice ni media. Igual que cuando le tangan con el recibo del móvil. O le hacen una de trasquilón en la pelu de aprendices. Nada chico, ni mú. Uno del Atleti, impasible el ademán. Nunca retrocede; da media vuelta, y sigue avanzando. Sí, como los vikingos va a ser... Hasta que se topa con la saga de entrenadores del Atleti. Eso, son palabras mayores. Una jodida tradición, fraguada en los comienzos de los tiempos, una porrá de místeres atrás. Al loro, que en cuanto se junte con unos camaradas más, el Atleti se pone al orden. A la voz de (vete) ya. No le toquen los huevos. Que ya se ensayó el otro día, y hay materia prima pa mover el cotarro. ¿Te acuerdas, Vicente, de ese desaforao que gritaba al mejicano a la salida de vomitorios?. ¡Qué tío!. Como sabe donde está la puñalá trapera. ¿Y de los dos que comenzaron a entonar melodías raras a su son, un poquito más arriba?. Pues no cantaban los muy gilipoyas “Manzano vete ya”. “Ferrando vete ya”. “Bianchi vete ya”. O “tú, vete ya”, mientras señalaban escojonandose a un seguidor con dos orejas y una nariz muy cerquita de ellos. O no habían pasao la hoja del almanaque, o estaban fumaos. Pero hasta las cejas. Y debía de ser un material de aupa, pa acabar gritando “gilmar quédate”, o “no te vayas, pelucas no te vayas”, en tanto se harpaban la caja en tal grado que tenían que sujetarse uno en el hombro del otro pa no rodar Grada abajo.

Ya verás en la Pineta esa, Vicente, que no dejarán fumar porros, donde van estos a montar el circo... Se van a reir de su puta estampa, que del Atleti, no.

Por cierto, ¿alquien recuerda cuantos aguirres se han despachao ya desde tiempos del Flaco?.

S I E M P R E A T L E T I.-

2 comentarios:

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Ya lo pregunté el otro día en otro blog pero lo vuelvo a hacer: ¿Por qué desde el Frente nunca se grita en contra de Cerezo? ¿Qué les ha dado..? POrque desde luego a Gil en su última época le calentaron las orejas a base de bien...
Está claro que el Frente es la voz del Calderón (al menos la que más se oye) y sin su altavoz, poco negocio.

Un saludo!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Aguirre es un inútil, pero los verdadero culpables son los Giles y Cerezos como denuncio hoy con claridad en mi blog.

un abrazo.